NO HAY PEOR VIOLENCIA CULTURAL QUE EL EMBRUTECIMIENTO QUE SE PRODUCE CUANDO NO SE LEE (del blog Leer porque sí)

miércoles, 11 de enero de 2012

Escribir en argentino



"...La conexión de un hombre con su nacionalidad no me parece vaga porque finalmente es un hecho fatal biológico el haber nacido en Argentina de padres argentinos, o en Liverpool de padres ingleses. Dicho esto, creo tener el derecho de agregar que siempre me he sentido y me sigo sintiendo profundamente feliz y orgulloso de ser argentino, pero no por una razón muy especial, no porque crea que ser argentino -como lo piensan tantos argentinos- supone ser mejor que los chilenos o mejor que los bolivianos. Incluso me ha valido polémicas y enemistades el hecho de que con mucha frecuencia en declaraciones públicas o artículos yo insisto que sintiéndome profundamente argentino me siento todavía más profundamente latinoamericano. Es una experiencia de los últimos diez o quince años, cuando empecé a viajar por América Latina, cuando conocí sucesivamente países como Cuba, México, Venezuela, Perú, y descubrí que en todos ellos estaba en mi casa, con todo lo que tiene de negativa la frase, porque en casa de uno no siempre encuentra las cosas bien, en la casa está la familia y ya sabemos lo que son las familias. Pero está también el aspecto positivo, esa cosa hermosa que tiene América Latina que es compartir una lengua que a pesar de diferencias locales e insignificantes te hace verdaderamente sentirte en tu casa estés en Panamá, en Bolivia o en tu casa en Buenos Aires.
Entonces, mi argentinidad no solamente la reivindico, sino que quisiera terminar esta frase con una prueba muy simple: llevo 28 años en Francia, creo que conozco bien el francés y sin embargo hasta que me muera seguiré escribiendo en español; y más que en español, en argentino..."
(entrevista a Julio Cortázar en Sudestada de colección #1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada